sábado, 29 de octubre de 2016

EL DOLAR DE SEALAND, UN PAIS INVENTADO (PARTE I)

Repúblicas, monarquías, federaciones o confederaciones. Son demasiadas las formas de gobierno para ser enumeradas. Por ello, centraremos la atención en Sealand, un principado de 550 de superficie, ubicado sobre una plataforma defensiva construida durante la II Guerra Mundial por la Royal Naivy a pocas millas de la costa sureste británica. Originariamente el emplazamiento era conocido con el nombre de Roughs Tower.
Mapa en el que se señala la ubicación del Principado de Sealand y las aguas
territoriales del Reino Unido
 
Tras el conflicto la plataforma perdió importancia, ya que fue abandonada e inundada intencionadamente para fijar su sujeción sobre el banco de arena al que fue remolcado, hasta que el 2 de septiembre de 1967 Paddy Roy Bates, excombatiente británico y presentador de una radio pirata desalojó del lugar a un grupo de rivales para posteriormente proclamarse Su Alteza Real Príncipe Roy de Sealand.

A pesar de su breve historia como país, el desembarco de Paddy Roy Bates, familia y asociados trajo consigo una intensa historia que nada tiene que envidiar a naciones ya consolidadas, pues no podemos obviar la sentencia de la corte de Essex de 1968 declarando la falta de jurisdición sobre hechos ocurridos fuera de las aguas territoriales en clara alusión al incidente con un buque de la Armada Británica, o el secuestro del heredero Michael Bates llevado a cabo en 1978 por un consorcio Holandés Alemán con la colaboración del primer ministro Alexander G Achenbach con el fin de instalar estaciones de radio y televisión.

Con la liberación del príncipe heredero y la repatriación de los ejecutores del golpe de estado, incluido el primer ministro (prisioneros de guerra durante un tiempo), que estableció en Alemania "un gobierno en el exilio", nos damos cuenta de la primacía de los intereses económicos sobre los de la joven nación, pues no cabe duda de que se trata de un lugar privilegiado para las telecomunicaciones. De hecho, el príncipe Roy dejó muy claro que solo permitiría el asentamiento de emisoras responsables.


Aspecto legal

El reconocimiento del ámbito internacional del pricipado fundado en aguas internacionales ha hecho correr ríos de tinta, pues se han apelado a muchas instituciones para aportar la resolución sobre el concepto de "estado", entre las que cabe destacar la resolución de 1968, que provocó la ampliación de las aguas territoriales del Reino Unido y así tener jurisdicción sobre el pequeño principado dando lugar al estatus de islas artificiales (según algunas opiniones, este debate no guarda relación con Sealand ya que se ubica sobre un embarcadero), o la Convención de Naciones Unidas para el Derecho del Mar según la cual, se hace indispensable la actuación del departamento de la Corona de su Magestad como legítimo dueño del suelo sobre el que se edifica la plataforma.

A pesar de ello, Sealand es un estado autoproclamado regido por una monarquía parlamentaria, pero a pesar de tratarse de una micronación no reconocida internacionalmente, desde 1987 cuenta con su propia constitución, bandera, escudo e himno nacional, además de emitir sus propios documentos: títulos nobiliarios, sellos, moneda propia y pasaportes.



Al no ser un país reconocido por la Unión Postal Internacional, Sealand no es emisor de de sellos propiamente válidos. Sin embargo Correos de España permitió a empresas particulares hacer sellos conmemorativos con motivo de la venta del principado







El dólar de Sealand, simbólicamente con el valor del dólar estadounidense. La falta de reconocimiento internacional imposibilita la realización de transacciones comerciales, por ello, su valor real se limita al coleccionismo
Para su elaboración fueron empleados metales preciosos.


Entre éstas figuran: monedas de diez dólares de Sealand, un dólar
de plata, medio dólar y un cuarto de dolar

lunes, 17 de octubre de 2016

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿La grafología es una ciencia?
Podría empezar el razonamiento a su pregunta diciendo únicamente que la escritura es producto de un proceso neurofisiológico, que como su propio nombre indica tiene su origen en las neuronas que a través de sucesivas órdenes acaban su periplo en la mano, pero aunque trate de ser breve en mi respuesta estaría cayendo en una inexactitud imperdonable.
En la mente, como génesis de la actividad creadora se da la confluencia entre fuerza consciente e inconsciente, donde se aglutina la energía motriz o mecánica y la emocional, por lo tanto además la representación de palabras e ideas, sobre el papel se plasma la condensación de gestos voluntarios interiorizados con la práctica, cumplimentados con experiencias socioculturales y capacidades biológicas.
Por tanto, aunque comentado de una forma somera el origen de la escritura en el individuo desde el punto de vista psicológico, estamos en condiciones de decir que tanto la grafología como cualquiera de sus ramas (grafología laboral o pericia caligráfica , grafopatología o grafoterapia), podemos concluir que es una ciencia pues cumple los requisitos ineludibles.
- Delimitar el campo de estudio: el grafismo
- Definir el objeto de conocimiento: el individuo
-Objeto de tratamiento científico: Método riguroso
 
Por lo tanto ¿debo de entender que se requiere uno preparación especializada?
Efectivamente, pero como mencioné en un artículo anterior, la riqueza de información en internet nos obliga a hacer una criba de aquello que puede ser útil, pues no basta con apuntarnos al primer curso que se nos presente, ya que en un momento dado hay quien pensó que un campo del conocimiento minoritario, es la ocasión para lucrarse ensañando poco y mal.
Por ello, en ocasiones nos vemos obligados a realizar contrapericiales de informes de peritos que no fueron debidamente formados o que simplemente reusaron porque no se vieron preparados.
El origen de la problemática que te acabo de comentar es la inexplicable falta de colegio profesional.

¿Qué relación hay entre la grafología y cualquiera de sus ramas?
Es una buena pregunta, porque aunque para acceder a cualquiera de ellas es necesario pasar anteriormente por el estudio de la grafología, un estudioso de la materia no se va a dedicar a interpretar cualquier manuscrito que caiga en sus manos. Por ejemplo, el cometido de un perito calígrafo no es la psique del individuo a partir de su escritura, sino el cotejo de grafismos dubitados e indubitados, y estudios documentoscopicos.
De todas formas, aunque los fines de unas y otras materias no son los mismos, con la grafológía aprendemos a centrar nuestra atención en los detalles objetos de estudio, por ello, no hay que fiarse de aquellos que ofrezcan introducir al alumno en la pericia caligráfica sin impartir previamente otras materias.

Como experto en pericia caligráfica ¿qué preguntas son las mas comunes en una ratificación?
Lo único seguro, es que el profesional se debe a la objetividad pese a que una de las partes implicadas nunca quedará contenta, En esos casos basta con mirar el contenido del Art 335 Apdo 2 de la L.E. C 1/2000
Esto nos sitúa en la necesidad de ser meticuloso y creer en lo que se hace, así como en los métodos empleados para elaborar un informe rico en detalles y responder todo lo que suscite dudas al tribunal como a las partes intervinientes.

 
No se si le han hecho alguna vez esta pregunta, pero desde el punto de vista histórico ¿Cuál es la falsificación más antigua?
En algún lugar leí que la falsificación mas antigua llegada a nuestros días databa del antiguo Egipto, pero con toda probabilidad las falsificaciones se sucedieron con anterioridad ya que a lo largo de la historia, para que tenga lugar una falsificación tiene que existir un original, y ese original por naturaleza es auténtico.
Las falsificaciones se han producido y producen en todas las materias, solo hay que saber que el 40% del mercado de las obras de arte son falsificaciones

¿Qué le diría a los detractores de la materia?
Independientemente de la evolución de toda profesión, vemos que tanto en la actualidad, como a lo largo de los siglos, las diferentes civilizaciones han girado entorno a la escritura, así como sus ámbitos sociales y el ámbito de la justicia no es una excepción . Por tanto, si tomamos como ejemplo al perito calígrafo, es obvio que han sido y son necesarios los profesionales que mediante estudios científicos validen o certifiquen la falsedad de grafismos o documentos relevantes en pilares organizadores de la sociedad como la justicia