INTERVENCIÓN EN CASOS MEDIÁTICOS

martes, 29 de marzo de 2016

AL PIE DE LA LETRA

 Pablo iglesias:

Con objetivos muy claros, el fundador de Podemos, se siente con confianza para llevarlos a cabo, por ello, se muestra como una persona práctica, realizadora, sin pompa y sin necesidad de esconderse, lo que desemboca en aspiraciones realistas.

 Pero ahondando en su personalidad, vemos que su firma nos habla de un carácter equilibrado y
reflexivo, poco amigo de las improvisaciones, lo que podría traducirse en una personalidad a la que le gusta tener todo bajo control. Ésta tensión extendida a todos los terrenos y unida a su independencia de criterios le puede llevar a padecer un cansancio prematuro y a explosiones de genio. De hecho, su forma de ser está extraordinariamente influida por el estado de ánimo que suele decaer al final de las labores que acomete, por ello, es posible que rara vez quede conforme con la ejecución de sus planes porque a su juicio nunca quedarán a la altura de su elaboración. Provocando todo ello falta de constancia .

Orgulloso de lo conseguido, ante la opinión pública se muestra fuerte, enérgico, con ciertos dotes de mando, falto de diplomacia y con capacidad de cambiar de criterio según la circunstancia, logrando quizá un matiz de extraversión. En el mundo personal es más pausado y conoce la importancia de rodearse de personas de confianza, ya que es muy selectivo y muestra precaución ante aliados y relaciones sociales, especialmente si hablamos de Pablo Iglesias, la persona.

Desde el punto psicológico su firma denota cierta madurez, aunque al igual que gran parte de la gente necesita un apoyo anímico traduciéndose en deseo de reconocimiento social, porque necesita de una autoafirmación de su persona.




Pedro Sánchez:

Vital y enérgico, ese es el líder del PSOE, que cuando tiene que ejercer como tal, no le gusta imponer su punto de vista, sino que prefiere ejercer el poder de manera encubierta.

Sabe que mediante el trabajo duro y la tenacidad puede conseguir todo lo que se proponga, pero la  independencia de criterios  puede verse enturbiada por su carácter apasionado, porque lo ideal sería que mantuviera un control, lo que no siempre consigue.

Socialmente se muestra como una persona extrovertida, un soplo de aire fresco en el panorama político. Su afán por ser el centro de todas las miradas y su cordialidad ha sido muy beneficioso para él, ya que  ha logrado revertir el tablero para situarse en la posición idónea para ser la llave del futuro gobierno de España.

Entre sus prioridades más inmediatas no figuran los bienes materiales, pero siempre estará disconforme con su status, por ello, tratará de ascender por todos los medios para lograr entre otras cosas un mayor reconocimiento. Precisamente es la vertiente mundana de la vida la que le puede llevar a mostrarse irritable en el caso de que no consiga lo que quiere debido a su natural impaciente.

Pero en definitiva tiene un concepto de sí mismo propio de una persona que lleva un buen camino hacia la madurez individual.

A pesar de separar el mundo profesional del personal, en todo momento tiene muy presentes a aquellos que componen su entorno más íntimo.
 
Mariano Rajoy:

En este supuesto, hay que advertir que independientemente al espectro político en el que se mueva cada candidato, es necesario incidir que al igual que el autor, la firma es un grafismo que está en continua evolución, por ello, el carácter conservador y el gusto por lo tradicional que se observa en la firma de Mariano Rajoy en comparación con los analizados anteriormente, pueden ser atribuibles tanto a su manera de ser como a su mayor experiencia.

A pesar de no haber cambiado mucho, con el transcurso de los años han ido apareciendo y asentándose nuevas cualidades, pues a pesar de ser una persona de naturaleza ordenada, en firmas anteriores a la actual se apreciaba que además de no tener tanta carga social, no satisfacía sus inquietudes, pero ahora vemos que la persona se ha atemperado ganando en capacidad de concentración, considerando que en el  ámbito laboral ha llegado a los más alto.

También vemos que está orgulloso tanto de sus logros como de sus orígenes, pero tal vez cometa el error de enfrascarse obviando al resto del mundo.


Su estabilidad, realismo y autocontrol al que se hizo alusión anteriormente se debe a la lucha por no dejar aflorar sus sentimientos, para tener las ideas claras y prestar la atención que merecen los temas a tratar. Porque con independencia de la fama que pueda tener, mantiene una lucha constante para refrenar su carácter entusiasta.

También vemos que es intuitivo, práctico y reflexivo, pero sus procesos mentales rápidos a menudo desembocan en respuestas ingeniosas.

Como observador sabe que parte de su trabajo consiste en la capacidad de conectar con diferentes círculos ambientales,  lo que casa con su adquirido sentido de reserva y diplomacia.

Al igual que los demás tiene necesidad de reconocimiento, pero al mismo tiempo su carácter introvertido juega en su contra, porque tiene la tendencia natural de hacer lo posible por no destacar.
Como líder es una persona acostumbrada a llevar el timón y ha desarrollado ciertos dotes de mando procurando tomar las decisiones que considera más justas.

Albert Rivera:
Procesos mentales rápidos, inteligente, dinámico e improvisador nato, son sólo algunos de las características de Albert Rivera pues se mueve muy bien bajo el foco mediático, ya que en la campaña demostró moverse como pez en el agua.

Por otro lado, aunque es una persona sensible, trata de controlarse y aunque no siempre lo consigue,  sabe reprimir su alto concepto de si mismo para dirigirse al electorado mostrando una  intuición innata, valiéndose tanto de su capacidad comunicativa como de convicción para mostrarse cercano y dinámico.

La capacidad para centrarse en el objetivo que tiene en mente habla de buena canalización de energía porque no le gusta perder el tiempo en nimiedades sino que prefiere ir al grano, lo que le hace una persona muy permeable para el trato.

Las negociaciones son el momento propicio en el que el candidato de Ciudadanos puede hacer gala de una mentalidad abierta, por consiguiente independencia de criterios y actitud diplomática, lo que nos lleva a presuponer una capacidad innovadora y adaptable a diversas situaciones, pero también hay que recalcar que aunque se trata de una persona ágil y vital es capaz de dejar madurar los acontecimientos para tomar la decisión más conveniente con posterioridad.

Ejerce el liderazgo de su partido de forma inteligente, pues es capaz de ponerse al mando o de someterse a las circunstancias demostrando de nuevo sentido práctico y una cierta humildad, pues por otra parte carece de una personalidad autoritaria.

Por todo lo estudiado acabamos de ver a una persona inquieta que parece estar en una continua búsqueda de soluciones

2 comentarios:

  1. La parte estética plástica y creativa la visión especial y única buenísima si se me permite el término

    ResponderEliminar