viernes, 5 de septiembre de 2014

AFFAIRE DREYFUS (ENCUADRE HISTÓRICO)


Entre 1894 y 1906 tuvo lugar el llamado caso Dreyfus. Asunto en apariencia sencillo que se complicó en un momento especialmente delicado para las relaciones franco-alemanas, ya que cabía la posibilidad de un conflicto armado entre ambos países.

A la tensa situación política se le añadió el condicionante social que imprimía un fuerte sentido del honor estrechamente ligado a la rígida disciplina militar, desembocando en una pétrea incapacidad para reconocer errores.

Por otro lado, el origen hebreo del militar nacido en Alsacia (territorio anexionado a Alemania tras la guerraFranco-Prusiana de 1871) jugó en su contra, ya que el proceso fue aprovechado por algunos medios para avivar la llama del antisemitismo.

Como opositor a la corriente antisemita destaca el novelista Emile Zola junto a Theodor Herzl. El primero publicó su famoso artículo “Yo acuso” en el diario La Aurora, mientras que el segundo era novelista y periodista austrohúngaro de origen judío, conocido por ser el impulsor e ideólogo del sionismo político moderno

En la sociedad francesa se escenificó la fragmentación social que tuvo lugar durante su tercera república.

jueves, 4 de septiembre de 2014

AFFAIRE DREYFUS (LOS HECHOS)



LA VIDA DE EMILE ZOLA

Biografía del novelista francés considerado el padre del naturalismo.
En el film se narra el papel relevante que tuvo el escritor en el proceso Dreyfus que le costó el exilio

En 1937 obtuvo 10 nominaciones a los oscar y ganó 3 estatuillas 



La degradación pública y destierro a la Isla del Diablo del Capitán Alfred Dreyfus se debió al llamado “Borderau”, una serie de secretos militares que fue utilizada para inculparle de espionaje, pues iba dirigido a un alto cargo del ejército alemán.


Además del factor  conspirativo y su origen  hebreo, hay que tener en cuenta las irregularidades procedimentales en el estudio documental, pues desde el punto de vista técnico se trataba de una pericia caligráfica sencilla, ya que el documento estaba escrito con la letra real de su autor Esterhazy.

Los primeros peritos estudiaron fotografías ignorando que el original había sido manipulado en el Ministerio de la Guerra mediante su fragmentación y posterior reconstrucción.

Entre los peritos intervinientes en el proceso está Bertillon, que a pesar de no contar con formación ni experiencia en éste campo, el tribunal militar francés consideró su informe porque parecía ser que su cargo como Director del primer laboratorio de la Policía Científica  le hacía apto para realizar tal análisis.

En su informe proliferaban el efectismo y los métodos obsoletos, probablemente impulsados por la soberbia y el egocentrismo, pues su conclusión sería lo que denominaría “la ciudadela de los jeroglíficos gráficos” en la que inculparía a Dreyfus como autor de la escritura.

A la polémica se le sumaron diversos personajes que no dudaron en dar la razón a Bertillon porque ante tal maraña de opiniones, el público no atendería a las argumentaciones.

Mientras, la familia de Alfred Dreyfus en su empeño de esclarecer el asunto reunió un grupo de expertos, cuyas conclusiones se vieron secundadas por la confesión de Esterhazy, el agregado miltar Maximilian Von Schwartzkopfen y demás implicados.  

ENCUADRE HISTÓRICO


Artículos relacionados